viernes, 2 de octubre de 2009








ERA PEQUEÑO
VALLADOLID – 2 OCTUBRE 2009



Era pequeño, tan pequeño, que podía esconderse en el lecho de una lágrima, su pensamiento apenas llegaba a la mitad, lucía estilo escurridizo, del que brotaban hilillos purpúreos, en ramilletes viciados.
Sabía nadar en el dedal contra corriente y tejía, complicados tapices de apasionados romances, con sedas deshilachadas, amaba la farsa sin ahorrar empeños.
En su espejo abollado, Liliput aparecía cercado por una costra de lodo, que limpiaba con agua bendita y remordimientos de usar y tirar. Todo empequeñecía en sus labios.
Sin embargo poseía algo desproporcionadamente grande que exhibía como trofeo ante sus amigos,
pero eso…es otra historia









1 comentario:

azpeitia dijo...

Sigo pensando lo mismo que te he expresado en el post anterior...eres poeta...sigue....azpeitia